¿Cómo es el rastreo en el reino animal?

En el post anterior platiqué sobre el pensamiento intuitivo y los sueños. Ahora profundizaremos en el rastreo intuitivo.

La relevancia del rastreo en la vida que llevamos en las grandes ciudades se ha olvidado y perdió valor.

Este estilo de vida nos ha conducido a adoptar actitudes que en algunos casos van en contra -incluso- de nuestra propia naturaleza como: sedentarismo, asfalto, comodidad excesiva y falta de contacto con aire fresco y por supuesto con el reino animal.

Pareciera que algunos de la especie humana que conviven con animales domésticos pueden buscar romper ese patrón que en algunos casos es lo contrario: adaptan a sus animales a una vida urbana y sedentaria.

Actualmente, la vida al aire libre, el contacto con la naturaleza y el bosque se busca con más interés por aquellos que practican algún deporte extremo, caminatas o atletismo; para ellos, las delicias del campo son un escape que les permite interactuar con otro tipo de flora y fauna.

Rastreo en el reino animal

huellas-intuicion

Pero aún así, solo pocos descubren la maravilla de la observación en el rastreo que realizan los animales salvajes.

Parte de este conocimiento, “se puede obtener a través del rastreo de los mamíferos, sin olvidar que muchos otros animales como las aves, los reptiles, los anfibios y los invertebrados también dejan rastro de su presencia y actividades”. (Biólogo Aranda Sánchez Marcelo)

 Una definición corta y sencilla de rastreo sería: “actividad de identificar e interpretar los rastros de los animales”.

De acuerdo a los estudios realizados por científicos como biólogos, primatologos, sociólogos y algunos especialistas más.

Concluyeron que los animales más cercanos a nuestra especie, -los primates- actúan de modo similar a nosotros y extienden el uso del rastreo al ámbito social.

Los mamíferos, no sólo rastrean para cazar, dominar o aparearse sino que también lo realizan para establecer relaciones que les permitan mantener un orden social que logre sostener relaciones equilibradas entre las especies.

En Comunicación Interespecies, después de la intuición, el rastreo es el segundo principio para establecer contacto.

leon-bebe-intucion

El rastreo nos conduce por dos caminos:

  • Rastros como las huellas, excretas, madrigueras y refugios, marcas en las plantas, señales de alimentación, restos orgánicos, voces y sonidos, olores y otros más. En animales domésticos se traduciría en sus hábitos y comportamientos.
  • Rastreo intuitivo: Aquel que guía tu sexto sentido, es concentración y enfoque. Es aquel que “olfateas”, deduces y te lleva a una correcta interpretación de la situación. Es la aplicación de tu intuición.

Mediante una cabal identificación e interpretación de los rastros (analizando los dos caminos) se puede entrar a un círculo virtuoso, dentro del cual cada rastreo nos permite aprender algo sobre las especies, y esto, a su vez, nos capacita para rastrear mejor.

Varios estudiosos opinan que aprender a rastrear es algo similar a aprender un lenguaje y es verdad, existen varias similitudes.

Aquí, lo importante es capacitarse y respetar ese lenguaje; transmitirlo de manera apropiada.

Romper la verticalidad y colocar nuestra especie (humana) en el lugar que le corresponde, que aunque tenga dominio.

Es muy importante que aprendemos a respetar el reino animal para comprender que gracias a su presencia compartimos un planeta con un ecosistema que nos permite tener vida.

¿Qué opinas?

¿Te gustaría indagar en herramientas que ayuden a despertar tu intuición y ser un rastreador efectivo?

No olvides dejar tu comentario.