¿Cómo es el rastreo en el reino animal?

¿Cómo es el rastreo en el reino animal?

En el post anterior platiqué sobre el pensamiento intuitivo y los sueños. Ahora profundizaremos en el rastreo intuitivo.

La relevancia del rastreo en la vida que llevamos en las grandes ciudades se ha olvidado y perdió valor.

Este estilo de vida nos ha conducido a adoptar actitudes que en algunos casos van en contra -incluso- de nuestra propia naturaleza como: sedentarismo, asfalto, comodidad excesiva y falta de contacto con aire fresco y por supuesto con el reino animal.

Pareciera que algunos de la especie humana que conviven con animales domésticos pueden buscar romper ese patrón que en algunos casos es lo contrario: adaptan a sus animales a una vida urbana y sedentaria.

Actualmente, la vida al aire libre, el contacto con la naturaleza y el bosque se busca con más interés por aquellos que practican algún deporte extremo, caminatas o atletismo; para ellos, las delicias del campo son un escape que les permite interactuar con otro tipo de flora y fauna.

Rastreo en el reino animal

huellas-intuicion

Pero aún así, solo pocos descubren la maravilla de la observación en el rastreo que realizan los animales salvajes.

Parte de este conocimiento, “se puede obtener a través del rastreo de los mamíferos, sin olvidar que muchos otros animales como las aves, los reptiles, los anfibios y los invertebrados también dejan rastro de su presencia y actividades”. (Biólogo Aranda Sánchez Marcelo)

 Una definición corta y sencilla de rastreo sería: “actividad de identificar e interpretar los rastros de los animales”.

De acuerdo a los estudios realizados por científicos como biólogos, primatologos, sociólogos y algunos especialistas más.

Concluyeron que los animales más cercanos a nuestra especie, -los primates- actúan de modo similar a nosotros y extienden el uso del rastreo al ámbito social.

Los mamíferos, no sólo rastrean para cazar, dominar o aparearse sino que también lo realizan para establecer relaciones que les permitan mantener un orden social que logre sostener relaciones equilibradas entre las especies.

En Comunicación Interespecies, después de la intuición, el rastreo es el segundo principio para establecer contacto.

leon-bebe-intucion

El rastreo nos conduce por dos caminos:

  • Rastros como las huellas, excretas, madrigueras y refugios, marcas en las plantas, señales de alimentación, restos orgánicos, voces y sonidos, olores y otros más. En animales domésticos se traduciría en sus hábitos y comportamientos.
  • Rastreo intuitivo: Aquel que guía tu sexto sentido, es concentración y enfoque. Es aquel que “olfateas”, deduces y te lleva a una correcta interpretación de la situación. Es la aplicación de tu intuición.

Mediante una cabal identificación e interpretación de los rastros (analizando los dos caminos) se puede entrar a un círculo virtuoso, dentro del cual cada rastreo nos permite aprender algo sobre las especies, y esto, a su vez, nos capacita para rastrear mejor.

Varios estudiosos opinan que aprender a rastrear es algo similar a aprender un lenguaje y es verdad, existen varias similitudes.

Aquí, lo importante es capacitarse y respetar ese lenguaje; transmitirlo de manera apropiada.

Romper la verticalidad y colocar nuestra especie (humana) en el lugar que le corresponde, que aunque tenga dominio.

Es muy importante que aprendemos a respetar el reino animal para comprender que gracias a su presencia compartimos un planeta con un ecosistema que nos permite tener vida.

¿Qué opinas?

¿Te gustaría indagar en herramientas que ayuden a despertar tu intuición y ser un rastreador efectivo?

No olvides dejar tu comentario.

 

2017-03-15T12:40:15+00:00miércoles 1 marzo,2017|Comunicación interespecies|10 Comments

10 Comments

  1. Aleja Marín 3 marzo, 2017 at 10:45 am - Reply

    Hola Angélica,

    Me gusta mucho la comparación que estás haciendo entre la intuición y el rastreo animal y cómo nosotros los seres humanos vamos perdiendo un poco esa parte instintiva que si la fomentamos y alimentamos, se puede volver en una fortaleza.
    En lo particular del rastreo, pienso que si todos tuviéramos activa esa intención, evitaríamos muchos problemas a nivel de comunicación y sabríamos cómo movernos de forma más sigilosa ante los demás.
    Te vas a reir, pero creo que esa parte la tengo más activa desde que soy inmigrante y el leerte me ha hecho comprender que de algún modo aprender a sobrevivir en otro país, tiene que ver con activar tus instintos mamíferos a todos nivel.

    Un abrazote

    • angelica 3 marzo, 2017 at 1:12 pm - Reply

      Aleeee: Muchas gracias por tu comentario. Te platico que unos investigadores (voy a buscar el artículo) argumentan que los inmigrantes tienden a tener instinto de sobreveviencia despierto, el tema es no aletargarlo y eso suecede cuando las nuevas costumbres se instalan. El punto es tener vivo el acecho, el olfato, la astucia y así podremos encontrar movernos con un equipaje ligero. Seguro eso lo viste en tu gatita. Un abrazo cariñoso.

  2. Conchi 7 marzo, 2017 at 8:24 am - Reply

    Hola Angélica,

    Pues sí que me gustaría desarrollar esa capacidad que nos cuentas del rastreo, como forma de ampliar nuestra intuición. Creo que podría tener muchos usos distintos, que nos harían las cosas más fáciles. Sin embargo, vivimos tan alejados de nuestros orígenes y nuestro propio yo, que se nos acaba olvidando lo esencial.

    Un saludo enorme.

    • angelica 7 marzo, 2017 at 11:47 am - Reply

      Hola Conchi: Siempre tan inteligente y sensible; es verdad, este conocimiento “natural” aplica en las distintas áreas de nuestra vida. Incluso, Pablo Ubalde, primatólogo español lo lleva al ámbito empresarial de manera efectiva y práctica. El próximo post enfocaré la atención en una explicación hacia el rubro de las corporaciones. Muchas gracias por tu comentario. Un abrazo.

  3. Alexandra Dacier 8 marzo, 2017 at 1:07 pm - Reply

    Madre mía, este tema me parece muy interesante. Sin duda alguna el rastreo es como aprender un lenguaje y una mezcla de vivir concentrados en todas las cosas que nos pasa y sentimos en el día a día. Me encanta tu temática con los animales y los seres humanos.
    Saludos,

    • angelica 8 marzo, 2017 at 1:22 pm - Reply

      Y si! Si fueramos un poco más observadores, podríamos esgrimir más las experiencias cotidianas para seguir los rastros que pudieran ayudarnos a tomar decisiones más jugosas. Mucahs gracias Alexa por darte el tiempo de leer y comentar.

  4. Ana Camacho 13 marzo, 2017 at 2:59 am - Reply

    Muchas gracias Angélica por este post. Sin duda, creo fielmente en la intuición porque siempre me ayuda en la toma de decisiones. Ciertamente, es eso que dices no sé por qué pero creo que si debería hacer esto o no me da buena espina tal cosa, es una sensación, un sentimiento, totalmente comparable con el rastreo animal. Mucho más inteligentes los animales que los humanos, también en este aspecto y demostrado en numerosas ocasiones. Un abrazo.

    • angelica 13 marzo, 2017 at 5:40 pm - Reply

      Ana: Muchas gracias por tu comentario, esa sensación nos puede conducir por el camino más amable para encontrar respuestas y tomar decisiones; es bueno seguirlo. Te mando un fuerte abrazo.

  5. Raquel 16 marzo, 2017 at 4:26 am - Reply

    Nunca habia visto el tema de la intuición desde este punto de vista, yo normalmente me suelo guiar bastante por ella, y siempre, cuando me separo por cualquier razón, termino arrepintiéndome. Desconcoía el término aplicado a los animales, siempre aprendo cosas muy interesantes.

    Un abrazo.

    • angelica 17 marzo, 2017 at 1:24 pm - Reply

      Ay Raquel! Muy cierto, cuando no seguimos esa voz pagamos las consecuencias; me encanta que tú como abogada nos platiques tus experiencias y la manera de dar valor a la intución. Muchas gracias.

Leave A Comment