Liderazgo de hembras alfa

Liderazgo de hembras alfa

las-hembras-de-bonobo-se-enfadan-mas-que-los-machos_image_380

Hembras alfa

Inspirándome por el extraordinario análisis  del Primatólogo Pablo Herreros Ubalde que escribió en un artículo publicado en el diario español El País, en el que realiza una interpretación y  comparación entre los rasgos característicos de las hembras alfa en el reino animal vs el mundo humano, es que intento comprender el origen de las cualidades que las mujeres compartimos con las hembras de otras especies.

Es bien sabido y conocido que la fuerza de la mujer se va colocando cada vez más arriba y con mayor empuje en puestos ejecutivos que mucho tiempo estuvieron diseñados y aceptados sólo para ser dirigidos por hombres.

Tanto en el sector público como en el sector privado existen importantes ejemplos de esto; mujeres con importantes rasgos de liderazgo que superan expectativas y logran colocarse como las abejas reinas directoras de importantes asociaciones, corporativos, organizaciones y países.

hillaryActualmente es frecuente observar el desarrollo de mujeres con cargos muy altos, con capacidad de dirigir y explotar sus mejores cualidades en ambientes que no siempre son fáciles en el que su mejor lado como mujeres tiene que estar activo las 24 horas del día. Podemos observar que toda mujer que se conoce a si misma y que es dueña de su energía se vuelve poderosa, autosuficiente y libre, demostrando esta fuerza en importantes negociaciones matizándolas con una implacable capacidad negociadora y diplomática.

En Inglaterra Theresa Mey se ha convertido en la segunda mujer que asume el cargo de la Primera Ministra del Reino Unido y en Estados Unidos Hillary Clinton pelea con sangre y dientes la presidencia del país más poderoso del mundo. Pero desde el punto de vista científico ¿Cuáles son los características de las mujeres a la hora de liderear?

De acuerdo al mundo científico, en los bonobos, una especie de simios hermanos de evolución de la especie humana, ellas son las que mandan, estos grupos son guiados por hembras expertas y respetadas dentro de su comunidad. El Primatólogo Takeshi Furuchi, en una ocasión observó que un bonobo macho cayó preso en una trampa puesta por humanos, quien lo descubrió fue la hembra alfa, quien tuvo que recorrer dos kilómetros para ir por ayuda, pero al no tener éxito, tuvieron que regresar al día siguiente para su rescate y fue ella quien dirigió la expedición y la organización para que el salvamento fuera existoso. De acuerdo con la observación y análisis de Furuchi,  esta especie de simio llega a ser más bondadosa porque está comandada por mujeres, lo cuál siempre podrá estar en duda. Sin embargo, se considera que estos rasgos de personalidad viven de manera natural en las hembras. Para los científicos, en buena medida depende de las mismas hembras activar estas cualidades, mantenerlas, explotarlas o conservarlas dormidas o aletargadas durante toda su existencia.

El gremio científico considera que el riesgo es que muchas hembras tienen total ignorancia y desconocimiento de su capacidad de diplomacia.

Y a todo esto: ¿Cómo se manifiesta el liderazgo en otros grupos sociales?

Liderazgo

Para ser un buen líder las fuentes de poder son muy importantes. En Ecuador, en la aldea Conambo existen dos etnias. Una está creada por descendientes de las tribus Zaparo y la otra de los Achuar, en ambas las mujeres han logrado colocarse debido a sus habilidades diplomáticas. En esta zona, las mujeres son potentemente mejores políticas, a las que siguen se les llaman amu (quechua) o junn (en Achua), este grupo de mujeres han demostrado una manera especial de conducir la política y se les selecciona por la habilidad para desarrollar alianzas con la facción opuesta y de mantener las que posee la suya, esta red social, el hombre no es capaz de tejerla. Se observó que los hombres pueden buscar una relación conciliadora pero unicamente con los miembros de su misma comunidad más no con los vecinos de enfrente. Por lo tanto esta capacidad de mediación y negociación es una de las características más relevantes del liderazgo femenino que en estas etnias, que viven más apegadas a los ciclos naturales es evidente que funciona.

Similitudes

Los estudios de las tribus tienen importantes similitudes y coherencia con lo que se ha descubierto acerca del liderazgo femenino en las últimas décadas. La Psicólga Alice Eagly realizó una serie de investigaciones sobre los tipos de liderazgo femenino, sus resultados mostraron que las mujeres tienden actuar de manera más inter-personal y los hombres se enfocan más en la tarea por desarrollar. Esto se convierte en que por género la mujer se inclina más hacia el diálogo y la comunicación, mientras que el hombre de manera natural se encausa más al logro del objetivo.

También Eagly, descubrió algo muy interesante, que la labor que la mujer debe hacer para ocupar cargos con alta responsabilidad es mayor debido a creencias culturales que en ocasiones opacan y atacan los talentos naturales de una mujer alfa en el poder.

Los datos destacan que existe rechazo de aquellas mujeres que optan por un comportamiento con tintes masculinos para ocupar estos cargos; existe más aceptación cuando la mujer es como es y no se construye una imagen de poder para destacar; es decir es natural y auténtica en su modo de actura, lo cuál no quiere decir que no diseñe estrategias y busque ayuda, como lo hizo la hembra alfa bonobo.

Debido a esto, muchos de los liderazgos que las mujeres logran están en la sombra y son poco reconocidos, motivo por el que el esfuerzo debe ser mayor y la búsqueda de alianzas debe ser una herramienta que les permita desarrollar esta habilidad natural.

Tal es el caso de la confederación iroquesa que habitaba Norteamérica hasta que se rindió, en la que el poder femenino se vio evidenciado en grupos que se conocía que eran violentos, nunca se imaginó que se lograra esa equidad de género.

La causa de esta relevancia se debe a que las largas temporadas de caza más las guerras con los europeos, al ausencia de los hombres provocó la inminente organización comandada por el liderazgo femenino.

Su liderazgo no provenía de una ley, sino que entre el sentido común y la necesidad fueron ellas las que se encargaron de organizar, decidir, repartir los alimentos y establecer un orden social que les permitió permanencia por un periodo de tiempo importante.

Así, es interesante observar que cuando se trata de liderear un grupo por una hembra alfa, las relaciones personales, su capacidad de conciliar y la diplomacia son ingrediente básicos para lograr éxito. Sin embargo, no es una constante, en muchos casos también encontramos líderes mujeres que no emplean estas herramientas y más bien les gusta irse por las ramas y así lograr poder.

A modo de conclusión el liderazgo femenino tiene muchas ventajas según la evidencia del estudio con primates y sociedades pre industriales. Pareciera que las grandes especies considera a la hembra como la “mensajera oficial” para lograr ecuanimidad y avance en la estructura social. Esto no asegura mujeres líderes conciliadoras y diplomáticas, pero si invita a observar como el liderazgo se desarrolla y sus alcances.

En este contexto, ¿Qué pensará la hembra alfa bonobo al respecto? ¿Cómo sería su colaboración con sus otros hermanos primates, cuando la ciencia ha confirmado que es el pariente simio vivo más parecido al humano? Considero que la energía reprimida y el desbalance producen autodestrucción debido a un estrés, descontento y ansiedad sostenidos, situación que difícilmente se presenta con el mismo grado de intensidad entre las lideres humanas vs las hembras alfa bonobo.

Lo cuál me lleva a reflexionar: ¿Será que actualmente la mujer se desarrolla en ambientes que muchas veces pierden naturalidad y deben construir una imagen para ser respetadas, lo cuál provoca que oculten o entierren las cualidades primarias de diplomacia e integración como lo hacen las hembras alfa bonombo?

Mi próxima estación será hacer contacto con el Primatlógo Ubalde y buscar la manera de realizar comunicación a distancia con alguna hembra alfa, puede ser con una bonombo o con Anastasia o Cleopatra, que son las hermanas vivas de Victoria, la elefanta alfa que hace poco murió, que de acuerdo con el orden social de los elefantas, son sus hermanas las nuevas encargadas de dirigir la comunidad.

Siempre me entusiasma pensar que podemos aprender del comportamiento animal, las similitudes en una base primaria representan una buena oportunidad para establecer relaciones horizontales y dejar a un lado la verticalidad en que el humano tiende colocarse como un ser superior. Aquí la mujer puede bajarse de su trono y contemplar para re estructurar y apelar a la naturalidad de sus actos provenientes de su raíz, de su origen y posiblemente convertise en la reina abeja ordenada y diplomática.

¿Podrá ser que la mujer se convierta en una alquimista que logre combinar las fuerzas de la naturaleza y las cualidades de los elementos para lograr un orden social?

2016-10-12T07:23:26+00:00viernes 7 octubre,2016|Comunicación interespecies|8 Comments

8 Comments

  1. leticia lira 18 octubre, 2016 at 1:31 pm - Reply

    Hola. Es cierto que las sociedades comandadas por mujeres o hembras son más armoniosas y tienen menos desigualdad. Pero creo que las mujeres en nuestra sociedad no están siendo valoradas por nuestro sistema económico, el capitalismo no se compagina con estas practicas, ya que solo premia el logro de objetivos.

    • angelica 18 octubre, 2016 at 4:16 pm - Reply

      Hola Leticia, cierto que los objetivos son los que cuentan, pero ¿Crees que en el proceso la presencia de las mujeres participantes llegan a dar resultados más efectivos? A veces lo creo, a veces no porque también hay mujeres que por el motivo que sea van por el éxito de los objetivos sin importar el proceso. Aquí es el punto, es interesante discenir cómo decidimos participar en los proyectos, si buscamos reconocimiento durante el proceso o por los resultados que arrojamos. Creo que la mujer será valorada en este sistema económico justo cuando se observa a si misma y logra sacar sus mejores cualidades. Gracias por poner foco en eso. Interesante tu planteamiento.Un abrazo.

  2. Rosa Martínez 20 octubre, 2016 at 10:34 am - Reply

    Las sociedades matriarcales existieron en la antigüedad y posiblemente aún quede algún resquicio en lugares remotos del planeta. El poder de la hembra alfa, al que aludes, permanece latente en nosotras. Sin embargo, el modelo de sociedad en el que vivimos se rige por el patriarcado y suele observar el liderazgo femenino con cierta desconfianza. También algunos modelos de mujeres poderosos representan a una mujer de hierro que nada tiene que ver la naturaleza de las mujeres. Creo firmemente que si las mujeres tuvieran más acceso a la cultura, más educación y más posibilidades de acceder a grandes cargos este mundo sería mucho más justo, más equilibrado y más feliz. Gracias por el post. Un beso enorme.

    • angelica 20 octubre, 2016 at 1:24 pm - Reply

      Cierto, “La mujer de hierro” es frecuente. Si caminamos observando nuestra sensibilidad como mujeres, posiblemente retomemos la fuerza de ser esa mujer conciliadora que puede escalar sin necesidad del hierro. Falta mucho por hacer es cierto; pero hay mujeres que lo hacen caminan dulces y ala vez firmes y determinadas, lo practican en el día a día y logran llegar alto por esta vía. Me gusta intentarlo y en más de las ocasiones lo logro, en mi realidad, en mi mundo pequeño o grande no importan; simplemente lo hago, prefiero este camino, creo en él. Gracias, un beso.

  3. Cathe 24 octubre, 2016 at 6:47 am - Reply

    Las hembras bonobos tienen mucha tela que cortar para estudiar y comparar con nosotras las mujeres.
    Acabo de terminar de leer “El Mono Desnudo” de Desmond Morris y compara las costumbres y acciones de los humanos en relación con los primates y así descubrir que tanto seguimos teniendo en común con el mono. Y allí observé que ese estar bajo perfil en casa viene dado de cuando las mujeres nos quedabamos cuidando a las crías y lps hombres cazaban.
    Muy bueno el artículo.

    • angelica 24 octubre, 2016 at 9:55 am - Reply

      Exacto! vaya tarea la crianza y estar en casa mientras ellos van a cazar, es interesante observar estas similitudes en el comportamiento. Desmond Morris es un estudioso muy comprometido con el tema no crees? Qué gusto me da tu comentario en este artículo !

  4. ADELA EMILIA GOMEZ AYALA 6 febrero, 2017 at 12:55 pm - Reply

    Hola Angelica.

    Desde mi punto de vista, las comunidades de primates y, por supuesto, las comunidades humanas que viven según sus costumbres ancestrales, pueden ser un buen ejemplo para diferenciar entre liderazgo femenino y liderazgo masculino, características de uno y de otro.

    En cambio, en la sociedad occidental, esa cercanía con sus costumbres o rasgos derivados de la especie, se ha ido perdiendo, y la mujer, cuando logra un puesto de poder, actúa igual que el hombre.

    En mi opinión, impera más la conciencia personal de cada uno, que el sexo, hombre o mujer.

    Esa es mi forma de ver las cosas.

    Un afectuoso saludo

    • angelica 6 febrero, 2017 at 9:37 pm - Reply

      Adela: Qué buen punto! Es real hay mucho que no tiene que ver con el género, es una decisión personal; estoy de acuerdo que muchas mujeres al tener el liderazgo adoptan características masculinas. Sin embargo, la observación de la vida en comunidad de los primates y otras especies pudiera suavizar estos roles tan marcados en nuestra sociedad occidental. En mi caso, cuando estuve como líder de proyectos empresariales sentí esa presión de “tener que masculinizarme” para conservar mi poder y ahí fue cuando observar el reino animal me ayudó a reflexionar y tomar decisiones. Mucahs gracias por tu comentario, me encanta tu web.

Leave A Comment