Vínculos

horse-1

Esos lazos…

Los vínculos, de acuerdo con el diccionario quiere decir aquello que ata, une o relaciona a las personas o cosa. Aquí –obvio- agrego a los animales.

Alguna vez te has preguntado porque sientes tanta cercanía afectiva con tu animal de compañía? Muchas veces escuchamos decir: Sólo le falta hablar, la manera que me mira es tan expresiva que me siento unido a él de por vida.

Buenas noticias, así es: Cuando vives con un animal, el ambiente interno de la casa se modifica por su presencia. Este vínculo, los científicos no dudan que es beneficioso y especial. Es interesante observar que este vínculo varía de acuerdo al segmento que tratemos: niños, adolescentes o adultos.

Según la fundación Affinity, el 46% de los hogares conviven con una animal, principalmente perros y gatos y estas cifras van creciendo lo que quiere decir que el vínculo genera otro tipo de reacciones que llaman la atención de los científicos y de al gente que este alrededor.

Es difícil hablar de un mecanismo particular que se desencadena en los vínculos entre animales y personas. Sencillamente se produce una peculiar conexión, especial y profunda y eso nos descoloca, confiesa María de Carmen Castro, Psicóloga, experta en asistencia de terapia con animales en la Asociación Hydra.

¿Qué arrojan los datos?

De acuerdo con estudios recientes, el 76% de los encuestados besa distintas veces al día a su perros y el 85% los abraza, de acuerdo a la investigación coordinada por Jaume Fatjó, director de la Cátedra Fundación Affinity y Salud y presidente del Colegio Europeo de Bienestar Animal y Medicina del Comportamiento.

De acuerdo con las investigaciones, se observa que no sólo influye el rango de edad, sino el sexo y el sistema familiar en el que convive el animal. En las encuestas se observó que las mujeres tendemos ser más afectivas con ellos: El tiempo de disfrute y jugo tiende ser parecido entre hombres y mujeres, pero a la hora de tener un acercamiento más profundo, son las mujeres las más seducidas por la cercanía afectiva.

En términos generales, en el caso de los niños, se observó que aquellos que establecieron un vínculo con su animal de compañía 8 de cada 10 de los encuestados prefieren jugar con su perro o gato que con video juegos. Para los adultos, los invita a levantarse por las mañanas para darles un paseo y que hagan sus necesidades.

En específico cada grupo se percibe así:

Niños:

girlCuando el niño comienza a ser autónomo y su mascota se convierte en su mejor amigo, se establece un lazo muy importante para el autoestima, complicidad y protección que brinda importantes beneficios para el crecimiento, confianza y seguridad del niño. Y cuando llegan a la adolescencia el vínculo se fortalece y facilita la socialización ayuda a superar la timidez y/o aislamiento que llegan a presentarse en esta edad.

Por una parte estimula su desarrollo psicomotor y del el lenguaje y mejora la comunicación no verbal, aumenta la autoestima y la capacidad de relacionarse con los demás.

También comenta que la simple presencia del animal altera de manera positiva la actitud de los niños, ayuda a desarrollar diversas áreas incluidas el amor y los afectos y estimula la responsabilidad y el compromiso.

Adultos:

Aquí estoy yo! Activan al actividad física, promueven la socialización y el encuentro con personas que comparten el mismo amor por los animales, suavizan los momentos de soledad; son acompañantes eternos sin juicios ni críticas. Propician sentir su presencia lo que da un ambiente de satisfacción al hogar. Son protectores y la vida se transforma sobre todo cuando aprendes a descifrar sus mensajes.

Mayores:

Propician y mejoran aspectos de la salud como: hacer ejercicio, disminuyen la sensación de soledad. Son un compromiso por el cual hay que esforzarse para cumplir con sus necesidades básicas. Se convierten en héroes de la película porque su corazón se abre, su mente se expande para encontrar maneras de entretenimiento acorde con la salud y movilidad de cada uno.

Así podríamos resumir que el impacto en la salud, por tener un animal de compañía en casa son buenos y distintos; variados de acuerdo al orden de tu vida, lo más destacado es:

  • Tienes que hacer ejercicio.
  • Socializas tú y tu perro (en este caso).
  • María Luisa Ferrerós asegura que “ayudan a disminuir el stress, la frecuencia cardiaca y la presión arteria”.

Se ha notado una mejoría en la segregación de dopamina y endorfinas (asociadas con el bienestar) y la disminución de cortisol después de haber estado con un perro por 30 minutos.

También se han demostrado beneficios cardiovasculares

Aumenta la supervivencia tras un infarto de miocardio en los pacientes que tenían animales de compañía, disminuyen los factores de riesgo para enfermedades cardiovasculares, particularmente la presión arterial sistólica, el colesterol plasmático y los triglicéridos. Además se ha constatado una reducción de la frecuencia cardiaca a de la persona que acaricia a un perro o contempla los peces en un acuario. Y una mayor reducción de la respuesta de estrés cardiovascular en la presencia de un perro en comparación con la presencia de pareja o amigos.

Ahora podemos comprender porque los lazos con nuestros animales de compañía son tan fuertes y a la vez misteriosos. Imagino que tú eres de las personas que buscan espacios para convivir con tu animal; dedicas tiempo y descubres las novedades con las que puedes enfrentarte en el día a día.

Soy observadora y considero que este tipo de vínculo es distinto al que establecemos con los humanos; eso me hace ver la misma vida diferente, darle otro sentido a la existencia vital. Así no puedo imaginar la vida sin un animal de compañía.

Reflexión:

kitten-1

 

Gracias reino animal porque además de llenarnos de especies diversas, nos ofrece la posibilidad de tener animales domésticos, dispuestos a vivir junto a un humano, que sabemos no es tarea fácil pero si llega a convertirse en la mejor forma para incidir en la opinión de los que aún no lo consideran así.