Sobre la empatía con animales Parte 1

gorilamariposaopinas

Sobre la empatía con animales, hay importantes aspectos que tocar.

El arte de comprender las emociones se conoce como: Empatía, palabra de origen griego que es la suma de ephatón (sentir) y εv (dentro) aunque sus significados van más allá y pueden generar importantes resultados entre personajes de tu misma especie o de otras.

Esta destreza, tiene que ver con el arte de ponerte en los zapatos del otro, intentar comprender la perspectiva de las cosas desde sus ojos y así provocar un avance y ayuda para juntos lograr salir del paso y hacer la relación más profunda.

¿Por qué es importante la empatía en la comunicación con otras especies?

La empatía es probablemente una de las herramientas esenciales aunque pocas veces nos preguntamos cómo funciona y si somos los únicos seres del planeta que la tienen y como la activan. Todo comportamiento que tenga que ver con esta habilidad, lo mejora todo; el panorama cambia y la intención de escuchar y ayudar adquiere fuerza.

Para comenzar, me gustaría contextualizar sobre el tema:

La empatía vive en nosotros de manera natural porque no es algo “aprendido” es una cualidad con la que nacemos, vivimos con ella y muchas veces la activamos cuando estamos en algún problema o cuando nos encontramos en una situación que no le vemos ni pies ni cabeza.

De acuerdo a la Dra. Karla McLaren, estudiosa del tema, en el mundo tan plural en el que vivimos es importante activar cada vez más distintas herramientas que nos permitan aplicar esta cualidad y fortalecer las tácticas para ser más empáticos contigo mismo y con tu alrededor. Según McLaren “Tú no sólo debes  desarrollar la empatía sino emplear una empatía sana para brindarte apoyo a ti mismo y a la vez a otros”.

Para lograr este cualidad, no se necesita mucho, sensibilizarte frente al otro es el primer paso. Sin embargo hay personas que de manera casi inmediata pueden reconocer el estado anímico de otra persona e incluso de los animales y la tendencia es buscar colaborar, ayudar y apoyar si así lo requiere. Este grupo de personas, logran ponerse en el lugar del otro con la misma facilidad con lo que lo hacen con ellos mismos.

En este sentido, algunas de las características que los expertos reconocen en este segmento de individuos son:

  1. Sensibilidad sensorial y social.
  2. Intuición.
  3. Capacidad de escuchar.
  4. Saben interpretar la comunicación no verbal.

La empatía surgió hace miles de años y ha sido de mucha utilidad porque gracias a esto, se han implementado métodos que ayudan a sacar adelante situaciones que sin esta cualidad no sería posible. De acuerdo a los estudios realizados por los Primatólogos esta característica vive en distintas especies, no es única de la especie humana.

Para los estudiosos, todo comportamiento que implique la interacción, mejoró gracias a esta capacidad.

Por ejemplo en el reino animal, los elefantes han demostrado que ayudan a sus congéneres a levantarse cuando alguno se desvanece, los delfines empujan a aquellos que están enfermos y no pueden subir a respirar y los chimpancés apoyan y ayudan a los que están enfermos.

La empatía es una herramienta muy eficaz e inmediata para la comunicación interpersonal, ayuda a abrir espacios y caminos que pongan la mente y el corazón en el lugar correcto. Aunque también implica estar atentos, porque hay un tipo de empatía que hace perder el control, a veces es mejor mantenerla bajo llave debido a que un excesivo contagio de emociones impediría ayudar al otro.

Por ejemplo a un cirujano contagiado de emociones extremas, se le dificultaría la ayuda a sus pacientes y su estado emocional no estaría en las mejores condiciones para ejercer su practica.

Para los científicos, además de la maternidad y la educación; la salud se ha visto muy beneficiada por sentir empatía, en los humanos ha llegado a tal grado que incluso construyen sanatorios y existen personas enfocadas a trabajar en ellos.

De acuerdo a Ubalde: “La empatía nos domesticó para que la vida en sociedad fuera posible, posiblemente ahí radica la posibilidad de solucionar problemas inter relacionales e inter especies después de tantos años de existir”.

¿Y qué pasa con la empatía con el reino animal?

Como hemos visto, la empatía vive de manera natural, es un facilitador para contemplar, ayudar e interactuar con otras especies. Es real que los cambios rápidos de la vida, más el incesante empleo de la teconología en nuestras relaciones interpersonales nos coloca en nuevos escenarios, la capacidad de “ponerte en los zapatos del otro” es un truco que nos permite no olvidarnos del otro.

Actualmente, la tecnología es la gran exploradora moderna y se interna en los secretos esenciales de todo rastro de vida en el planeta, esto ha despertado y generado increíbles avances y logros para todos. Sin embargo hay una veta, un camino que sería interesante observar desde un punto de vista más social, personal y humanista que justo tiene que ver con la interacción de los humanos con otras especies, reconociendo que la tecnología no puede sustituir los efectos sensoriales, anímicos y afectivos que la cercanía emocional.

Como les mencioné, hay señales de empatía obvias entre muchas comunidades animales que su intención es ayudar y brindar un bien al otro. Si decidimos profundizar y ver los resultados que arrojan “ponerte en los zapatos del otro” la victoria está cerca. Es decir, el respeto y el amor por el otro está presente en todos los actos.

maehEn mi caso, cuando observé el cuidado y apoyo que se dan entre sí la manada de elefantes, o el cariño y lealtad de Maeh el perro que cuida a un niño autista en el hospital quien hace de intermediario entre su familia y él; la gatita Thula que es la mejor amiga de Iris Grace, la niña inglesa diagnosticada con un caso severo de autismo o el apoyo y polémica que desencadenó la selfie de Naruto, en el que el directivo de PETA apeló a dar valor a esta imagen.

naruto1

“Por primera vez, estamos defendiendo que un animal puede ser un propietario en vez de ser sólo la propiedad de alguien”, declaró Kerr frustrado tras el fallo negativo de un juez norteamericano quien no cree que se puedan atribuir derechos de imagen a los animales.

Observamos que el planteamiento no es si estamos de acuerdo o no, simplemente es que sucede, sucede que la empatía nos permite abrir nuestro corazón y mente.

Hoy día, considero que este suceso funcional debió ser la base de mi amor por conocer más del reino animal y nuestra interacción con ellos a partir de una disciplina más intuitiva y empática como es comunicación interespecies.

En mi experiencia, cuando hago contacto con los animales y el diálogo comienza es como sentir eso mágico, sobrecogedor. Yo diría así:

“La indecible menudencia del ser humano enfrentándome con la enormidad de un reino; me lleva al principio de lo que somos, el corazón late, la mente se aclara, el pulso de la vida se agita y, de paso, se desarrolla nuestra capacidad de empatía”.

Reflexión:

Deberíamos motivarnos y casi obligarnos a visitar lugares con variedad de animales para que aprendamos a observar las especies de nuestro planeta y sentir la presencia de los otros en lugar de estar absortos en sólo satisfacer nuestro propio ego.

Creo que como dice la Gran Rosa Montero: “el hoy por tí y mañana por mí debe ser un mandato genético de supervivencia, un truco más de los muchos trucos adaptativos que han hecho que nuestra especie sea tan triunfante”. Así, sabremos la importancia de abrir nuestro espectro a todas las especies del planeta. No crees?