+521(55)-18-50-27-98 angelicacervantes@gmail.com

Los regalos en el ámbito social de los primates actúan de modo similar al nuestro y extienden su uso a distintas esferas de comportamiento.

En esta serie de post relacionados con la conducta de los primates con nuestra especie; confirmamos que en el comportamiento afectivo también hay importantes similitudes con ellos.

Veamos:

De acuerdo a los estudios realizados por algunos primatologos, los animales más cercanos a nosotros le dan un sentido especial al hecho de regalar.

Los chimpancés y los bonobos intercambian adornos, comida y ayuda. Es como si existiera un “mercado” basado en la oferta y la demanda, según afirma el primatologo Frans de Waal.

Esta actitud también puede mostrarse como defensa en caso que esté cerca un depredador o buscar alianzas políticas frente a terceras partes dentro del mismo grupo.

 

Regalos y endorfinas.

Adrian Jaeggi, un antropólogo de la Universidad de California, realizó un estudio para encontrar respuestas acerca de los regalos con bonobos y chimpancés, observó que el comportamiento de cada especie es distinto.

Detectaron diferencias en la manera como tomaban la comida que se regalaba o se ponía en un lugar accesible a ellos: los chimpancés se mostraron muy confiados y los bonobos al contrario, se mostraron tímidos y se acicalaban antes de tomarla, como si supieran el efecto pacificador que tiene, el cuál asocian a las endorfinas que segregamos, al acariciar y al ser acariciados.

Estas endorfinas se asocian igual a la especie humana, que cuando estamos intentando comprar algo, al inicio es muy racional: comparamos precios e intentamos dejarnos llevar por lo básico y adquirimos lo que más necesitamos.

Sin embargo, en el tema de los regalos, el enfoque es otro y le damos un valor social muy relevante, ya que cumple con distintas funciones emocionales que poco o nada tiene que ver con el valor intrínseco de las cosas.

Solo en los cetáceos, elefantes, algunas aves muy inteligentes como loros o córvidos que requieren de una habilidad mental para recordar un historial y un mecanismo cognitivo que no todos los animales tienen; es en donde el impacto del regalo adquiere dimensiones parecidas a los primates.
Existen otras especies animales que emplean de manera selectiva y limitada los regalos, están destinados principalmente a las crías o las hembras para atraer su atención, como es el caso de algún tipo de arañas y de aves como el martín pescador y la cucaburra.

 

Amistad

Cuando deseamos hacer un obsequio a nuestros amigos, este comportamiento se asemeja al de los bonobos, ya que las endorfinas son las que mandan, produciendo reducción de tensión y mejora las relaciones sociales con su grupo y otros grupos también. Y en muchos casos afianza el vínculo amistoso.


Al recibir un obsequio que nos agrada, nuestras defensas bajan y la empatía se asoma provocando una fuga natural de sustancias que vienen desde el cerebro, disminuyendo el dolor que despierta  emociones sustanciales en las relaciones.

A nivel de conclusión del estudio de Jaeggi, la amistad es un fenómeno antiguo, surgió antes de la aparición del hombre, hace entre 5 y 7 millones de años.

Establecer lazos con otros miembros aumenta nuestras posibilidades de supervivencia, razón por la que se ve favorecida y fortalecida por la selección natural.

Por lo que cuidar y mantener relaciones amistosas es una manera de establecer un orden social y afectivo que tiene importantes significados de sobrevivencia.

 

Es buena idea regalar, la pregunta es:

¿Cuál es tu intención al hacerlo?

¿Has detectado que sentimientos te provoca dar o recibir un obsequio?

 

No olvides comentar: