¿ Qué responde un animal en una sesión de comunicación interespecies?

Durante las sesiones que he tenido con los animales, lo que más me sorprende son las respuestas tan precisas que ofrecen, son detallistas, rápidos y astutos en sus respuestas.

Una comunicación puede ser tan diferente, como tan distintos somos unos de otros, generalmente ves la forma de ser del animal y los detalles que no habías notado de repente son obvios.

Relatos comunicación interespecies.

Al recordar algunas de estas historias emotivos y reflexionando sobre el reino animal, me pareció interesante compartirles algunas de estas historias que emocionan, calan los huesos y motivan a conocer de cerca el lenguaje de los animales.

Algunas conversaciones son tan profundas como otras son inesperadas; algunas son cortas como otras son largas, detallistas y muy eficaces.

Todas me han conmovido y han aportado información importante al solicitante, entre las últimas que este año he vivido algunas  que han marcado mi vida son estas:

lunaluchiapolo1

Hace unos meses, una terranova rescatada de un criadero en el que la tenían olvidada y abandonada; llegó a las mejores manos una amiga que se entregó en cuerpo y alma a la recuperación y adaptación a su nueva vida. Siempre tratada con amor y cuidados extremos, la perrita un día sufrió una torsión gástrica, entró a quirófano; solicitaron mis servicios, sólo que Luna estaba tan sedada que no pude hacer contacto con ella; así que pedí apoyo a dos de sus mejores amigos para que la acompañaran durante el proceso: Apolo y Luchi, una hermosa malinoa de dos años de edad. Ellos se encargaron de estar con Luna, apoyarla y finalmente acompañarla hasta que cruzó el puente del arcoiris. Luna se fue, pero siempre estuvo acompañada por sus amigos de manada, compañeros de juegos y eternas caminatas. Ellos al regresar, dieron un mensaje a su compañera de vida:

“Luna está bien, te ama y te agradece todo lo que a ella diste, te lleva en su corazón”.

 

Winter

En otro caso, hace poco Winter se perdió, cuando solicitaron mis servicios, logré hacer contacto con él, fue específico en sus indicaciones: “Que Andrés –su mejor amigo humano- salga con la playera verde, grite fuerte, estoy en una casa cercana”. Cuando esto sucedió, el joven me llamó y me dijo: No puedo creerlo! La playera verde es el uniforme de trabajo, siempre que lo saco a pasear la llevo puesta. Winter es extremadamente inteligente y claro con sus peticiones, no falló en esta, un perro audaz y lleno de vida.

gu%cc%88era1

La Güera es una hermosa perrita rescatada, imaginan el nivel de amor y agradecimiento que siente por su protector y amigo; solo que mostraba aspectos de ansiedad e inseguridad en su comportamiento. Al hacer contacto con ella, platicó que la simple idea de quedarse sin su bella casa la pone de nervios así que comentó: “No necesito más, solo quiero saber que cada vez que sales a la calle y me quedó en casa con mi hermano, asegúrame que regresarás y estarás conmigo”. Así que la sugerencia es comunicarle concretamente el tiempo que estará fuera, las horas que tardará y la hora de su regreso.

 

milk-cercaMilk es una linda gatita que se perdió hace poco más de una semana. Se desorientó y no ha podido encontrar el camino de regreso a casa, hice contacto con ella y explicó que por seguir un olor caminó de más y ahora no ha podido regresar, pidió que se muestre la fachada de su casa y el árbol más cercano como indicador. Estamos trabajando en conjunto para ayudarla a regresar.

Estos son algunos de los ejemplos de hacer comunicación con los animales, nos brinda información muy útil, conmovedora, precisa y muy especial para conocerlos más y mejor.

Reflexión:

Siento que si abrimos la posibilidad de conocernos más unos a otros podríamos establecer lazos más profundos y duraderos. Después de conocer las diferencias que tiene un animal del otro, pese a los complicado que puede ser, cada vez que logro acercarme más me siento como flotar en el aire con la implícita y unánime voluntad de ser felices, de no desbaratar el momento, de intentar tener unas horas de tregua en la algarabía punzante de la vida. En el que podamos entender mejor el mundo del otro sin tanto esfuerzo mental.