Pregúntale a tu perro.

Apolo y yo, vamos al Parque Hundido diario. En este parque conocemos gente, perros y aprendemos de muchas historias que escuchamos, la mayoría son emocionantes, alentadoras, enternecedoras y agradables.

 

Amamos nuestros perros

dingo-va-si

Dingo

 

Todos somos amantes de platicar sobre nuestros perros, lo que han hecho, como han madurado, las travesuras y los desastres en casa por los que hemos atravesado.

Recuerdo que una vez un chico me platicó que se separó de su pareja y la consiga fue: Llévate todo (todo era todo: sala, comedor, t.v., cama, etc) menos a Bruno, su hermoso Shcnauzer. Después de muchas discusiones, la chica accedió bajo la condición que Bruno pasaría con ella los fines de semana.
En esta nueva realidad, Bruno se quedaba un tiempo en casa, pero al no comprender que sucedía: Porqué ya no estaba la chica con ellos? Todo se modificó y nadie le explicó.

 

bruno-schanuzer

Bruno

Entró en un ataque de ansiedad que destrozó el departamento: paredes, puertas y piso lo deshizo, cuando su responsable volvió a casa: quedó en shock, no podía creer lo que sus ojos veían.

En ese momento revisó que Bruno estuviera bien y si lo estaba, aunque demasiado calmado después del huracán. El chico, para tranquilizarse se sentó a ver la t.v. (una nueva que recién compró); el control no sirve, es raro! Cuando lo revisó, se dio cuenta que le faltaba una pila, la buscó por todos lados, no la encontró; entonces reflexionó que el único que podía saber de la pila era Bruno y así fue; esa noche fue operado de emergencia porque en la panza de Bruno una pila se encontró.

Y de estas historias hay muchas, todo el tiempo hay grandes hazaña y aventuras.

Dentro de este mundo perrero, lo que más me conmueve es lo que nosotros como sus humanos hacemos por ellos; desde pagar por guarderías, hoteles, ropa, cuidados veterinarios, diversión y entretenimiento. Ellos son una extensión nuestra, son nuestra familia.

 

guero-va-si

Güero en Hotel Villa Alpina

Comunicación Interespecies

  • La mayoría pensamos antes de cualquier compromiso, qué haremos con nuestro amado perro y surgen las clásicas preguntas o comentarios:

¿Puedo llevarlo conmigo a tu casa?
¿Cuánto tiempo nos tardaremos? Porque no quiero dejar a Roque mucho rato solo.
Ya me tengo que ir, ya pasaron 7 horas y Dingo me extraña.
El café al que me invitas es pet friendly?
Conozco un restaurante divino, podemos ir con nuestros perros.

 

Y así, puede ser una lista interminable de asuntos que tienen que ver con nosotros y nuestro adorado perro.

  • Ahora, te pregunto, le has preguntado a él:
    ¿Le gusta acompañarte a casa de esa amiga?
    ¿Te importa si me tardo más de 8 horas y te dejo solo?
    ¿Te gusta ir a ese parque?
    ¿Quisieras ir a ese restaurante pet friendly?
apolo-lodo-ph

Apolo-Parque Hundido

 

Reflexión

Estas son algunas de las preguntas que puedes realizar. Comunicación Interespecies abre la puerta a profundizar en aspectos cotidianos y en otros más complejos.

Indaga, conoce, profundiza más en lo que tu amado compañero de vida prefiere hacer y le gusta ir.