Nuestros perros en el sismo 19-S Ciudad de México

Nuestros perros en el sismo 19-S en la Ciudad de México.

Después del sismo del 19 de Septiembre en la CDMX que difícil me resultó retomar escribir en el blog, no fue por falta de ganas o información. Al contrario, fue algo totalmente emocional, viví distintas etapas que me dieron diferentes estados de ánimo.

Al principio estuve paralizada, impactada y confundida. Como a todos, el impulso de ayudar me hizo abrirme y querer colaborar en todo. Después, decidí poner freno de mano y como pude me enfoqué.

Quería servir de la mejor manera y a la vez incluir a Apolo- mi hermoso border collie- en nuestro plan de servicio y ahí fue cuando la calma y claridad comenzaron a llegar a mi mente y corazón.

Perros y más perros, siempre perros y animales. Decidí apoyar a las personas que requerían apoyo físico y emocional con sus perros despuées del sismo.

Apolo y yo nos encargamos. Sin embargo, observé que no eran los mismos perros, también estaban a flor de piel, algunos con ansiedad y nerviosos, algunos caminaban de un lado a otro o lloraban, gemían sin motivo aparente.

Y ahí todo tomó una nueva forma, como un caleidoscopio le di vuelta y comprendí que el impacto del sismo en ellos también dejó huella.

Comprendí que la hiper sensibilidad que manejan se manifestaba a través de su manera de comunicarse.

En algunos casos usé herbolaria canina, eran nuestros huéspedes y quisimos siempre hacerlos sentir en casa, en familia. Vi cambios muy interesantes, la compañía, amor, cuidados, apoyo veterinario, herbolaria, paseosy largas caminatas hicieron su efecto.

También vi la fuerza que tienen los perros de rescate

Investigué y profundicé más y contacté con artículos fundamentados en distintos centros y científicos que sustentan distintas teorías sobre el antes, durante y después de un sismo o fenómenos naturales y su impacto en el comportamiento de los animales.

Las teorías coincidentes y relevantes son:

En 2011, la Open University en el Reino Unido reportó que las tensiones que se acumulan a lo largo de las líneas de las fallas de un terremoto liberan partículas con carga eléctrica que se transmiten por las rocas produciendo cambios químicos en las aguas subterráneas.

Posiblemente esta fue la razón por la que los sapos que tenía su estanque a 74 kms del epicentro del terremoto que golpeó L’Aquila en Italia, lo abandonaran.

Esta cadena de acontecimientos afecta a la materia orgánica disuelta en el estanque convirtiendo la materia orgánica inocua en sustancias tóxicas para los animales acuáticos.

Para la bióloga que trabajó en conjunto con la NASA Rachel Grant, comenta:
“ Es el primer mecanismo convincente posible de que existe un señal pre-terremoto en los animales acuáticos, semi-acuáticos y de madrigueras que podrían sentir y responder a ellos. Cuando piensas en al gran cantidad de cosas que están sucediendo en estas rocas, sería extraño que los animales no estuvieran afectados de alguna manera…”

Diferentes vibraciones viajan a través del suelo con distinta velocidad, las primarias viajan más rápido que las secundarias, las cuáles es complicado que los humanos las detectemos pero es posible que algunas especies animales si lo hacen. Es por eso que algunos reportan comportamientos extraños antes de un fenómeno natural.

La NASA, ha dado una primera clave que se asocia con los cambios químicos que se producen en la corteza de la Tierra, que alerta a muchas especies y producen el éxodo. En ¡975, se puso observar que muchas serpientes salían de sus madrigueras un mes antes que la Cd fuera golpeada con un “terremoto de gran magnitud”.

Antes, no se tenía claro porque sucedía, aún no había una respuesta científica. Quedaba claro que los animales poseían una rara percepción que predecía antes que el hombre.
Ahora, sabemos que es real que este tipo de vibraciones pre un fenómeno natural impacta en la corteza terrestre y aguas subterráneas.

De acuerdo al investigador de la NASA Friedermann Freund, sitúa el hallazgo como un futuro sistema de detección:

“Una vez que entendamos como todas estas señales están conectadas, si vemos que cuatro de las cinco señales apuntan en la misma dirección, podremos predecir que el futuro algo va a ocurrir…”

Por eso es interesante considerar la premisa de convertir a nuestros animales de compañía en nuestra alerta, una alarma que como -en el caso del tsunami en Indonesia en 2004- los elefantes fueron básicos en la prevención y salvación de distintas vidas humanos.

En el siguiente post, platicaré sobre:
¿Qué pasó en el sismo del 19-S con nuestros perros y otros animales de compañía?
¿Qué signos dieron?
¿Porqué algunos no reaccionaron?

Interesante observar y realizarnos esas preguntas.

Deja tus comentarios, platícame que observaste o piensas, esta información ayudará a distintos investigadores con los que comparto esta inquietud.