Qué hacer con tu animal de compañía cuando hay una ruptura de pareja.

¿Te ha sucedido que te separas o estás a punto de hacerlo de tu pareja y no saben que actitud tomar con tus animales de compañía?

 

En una ocasión una amiga muy querida solicitó mis servicios porque se estaba separando de su pareja. Tenían dos hermosos perros: uno, Orión cruza de Pitbull y la otra perrita es Luchi una hermosa Malinoa.

La pregunta era concreta: ¿Cómo explicarles a ellos la separación, el nuevo espacio y la nueva dinámica de vida? Y por otro lado,  Sus humanos: ¿Cómo debían explicarles el proceso? Cuando los dos perros se aman como hermanos.

 

orion-luchi

HERMANOS: LUCHI-ORION

Comunicación Interespecies

 

Al hacer comunicación con ellos, la respuesta fue igual de precisa que la pregunta: Luchi, decidió quedarse con ella; porque ella, es igual a ella: cuida, protege y ama con corazón, aquí nada de medias tintas.

luchi-apoyo-mano

LUCHI-MI APOYO

 

Orión, se iría con él; porque él lo cuidó, le tuvo gran paciencia y lo amo. Hubo esa conexión, ese enlance, ese pacto que como su mejor amigo lo reconoció.

orion-1

ORION

 

Orión es un gran perro -se le ve, se le nota: fuerte y vital-. Vivió esas historias de dolor: fue atropellado, estuvo en coma y luego fuel mal portado. Sin embargo, hoy estoy convencida que este hermoso pitbull seguro reinventó sus recuerdos hasta conseguir su nido o madriguera creativa, apacible y serena.

Los muchos dolores de cabeza que Orión causó se desvanecieron por el amor; sí, el amor que le tuvo su humano y la paciencia que juntos lograron desenterrar de quién sabe donde en el que ahora es el Señor de la casa.

Varón moreno lleno de cicatrices viejas que de a poco, el tiempo y su propia voluntad ha ido desdibujando en su añeja biografía.

Resultados Comunicación

Al instante de profundizar y preguntar a los dos que preferían, la respuesta además de ser CONCISA fue apegada a las reglas de honor de los perros: lealtad y fidelidad absoluta a aquellos que les dieron la mano y estuvieron a su lado.

Tanto Orión como Luchi, -que para ese momento ya eran compañeros, cómplices y hermanos,- no se complicaron; no entendían la parte de la ruptura de sus humanos, pero sabían que debían cooperar y adaptarse a su nueva vida.

Por un lado, Orión ofreció apoyo y amor incondicional a su humana favorita y a su hermana, pero claramente respondió que su lugar estaba a lado de aquel que le salvó la vida. Al explicarle que la dinámica cambiaría, el lugar en donde viviría sería otro; Orión accedió sin protestar. Sorprendido pero dispuesto a poner de su parte. Mi función fue darle los detalles y decir el mensaje que mi amiga quería ofrecerle, marcar el amor que ella sentía y que la decisión no era fácil pero si necesaria.

Orión, como todo un caballero respondió que la lleva en su corazón, pero que en ese periodo sus ojos estarían en cuidar a su humano y apoyarlo en sus decisiones, y saben qué? Así ha sido Orión, ha cumplido su palabra: se porta bien, cuida, apoya y acompaña y es un dador de amor.

Por otro lado, Luchi la gran malinoa ha comprendido la separación y los mensajes de amor que le dio a su humana, son sentimiento puro, natural, de ese que viene sin filtro ni dosis para anestesiar.

Con esa presencia, expresó el agradecimiento inconmensurable que siente por ella, le declara que será un apoyo incondicional y su ímpetu para  estar con ella hasta el final de los tiempos, que la vida a su lado no puede ser mejor; que  el vínculo que las une nunca nada ni nadie podrá deshacer.

Luchi es la encargada de proveer y dar protección en donde quiera que estén. Es la gran acompañante, siempre elegante y dispuesta. Inquieta, ágil y refinada. Su mirada penetrante es un abanico de connotaciones de amor y atención permanente, de estar en instante presente. Ella es así:  secreta y misteriosa, silenciosa, atlética y graciosa. Desconfiada y definida… Si ella no confía: no hay que confiar.

 

 

luchi-medalla

LUCHI CON MEDALLA.

 

Ha respondido como una campeona, incluso se ha hecho la entrenadora oficial de mi amiga, quién es una destacada maratonista y ha logrado superarse como una gran vencedora.

 

 

 

 

 

 

Se preguntaran y que comentaron entre Orión y Luchi? Se pusieron de acuerdo, mencionaron que se extrañarían pero que conocen la fuerza del lazo que los une y que lo principal era apoyar a sus humanos durante el proceso de separación; que aunque había cosas que no comprendían, no perdieron de vista que su función más importante es apoyar.

Actualmente, los dos viven en casas distintas, con dinámicas diferentes; cada uno rehízo su vida; son felices y los mejores compañeros, amigos y cómplices.

Reflexión:

Orión y Luchi ocuparon sus puestos en la línea, cada uno con su cada cuál. Después de hacer la comunicación, siempre viene la reflexión y en algún rincón de mi mente noté, no por primera vez, la fluidez y agilidad de los movimientos emocionales de este par.

Yo soy más bien receptora, recuperadora de la información y siempre voy al tope, transmito todo al propietario. Esto ya es un reflejo fiel de cómo he vivido la mayor parte de mi carrera como comunicadora, sobre todo cuando me enfrento con animales tan sensibles e inteligentes.

Sigo teniendo muy buenas sensaciones cuando lo recuerdo, mis emociones siguen funcionando igual, esas emociones me dominan como parte de mi ritual para continuar ejerciendo mi intuición y ejercitando mi corazón como un musculo grande, fuerte y salvaje.

Vivo llena de esperanza e ilusión de  llevar a la raya la experiencia del amor incondicional, pero nunca, nunca, lo he podido lograr como esta pareja cuatro patas lo ha podido demostrar.

Este relato lo dedico con mucho amor a Luchi, Orión y a mi Bella amiga L.S.

Muchas gracias por permitirme escribir este relato, con cariño angelicacervantes.com