Reflexiones sobre el reino animal: Suicidio en animales.

Hoy más bien estoy sentimental, no puedo evitar platicar con Ustedes lo que me provoca observar y motiva que comunicación interespecies abarque los dos mundos: el humano y el animal. ¿Porqué lo digo? Ayer estuve con amigos de toda la vida de mi esposo, fue una reunión amena, divertida y afectivamente muy poderosa.

Fuente: The dog moon farm

Comunicación Interespecies

Durante la reunión se tocaron distintos temas que tienen que ver con el éxito, desarrollo profesional, educación de los hijos y perros o gatos o parajitos en casa. Me doy cuenta que en las reuniones a las que voy, es un tema recurrente, no sé si porque conocen mi pasión desmedida por los animales y aluden al tema para aprovechar compartir sus sentimientos libremente como válvula de escape en el que se sentirán comprendidos y disipando dudas o porque realmente ya es un tema que se toca frecuentemente.

El punto es que la mayoría tiene un amigo de cuatro patas y pelos en casa, o alas y plumas grandes y chicos, todos me impresionaron porque hablar de sus animales provoca transformación en el rostro, los ojos brillan, el corazón palpita, la oxitocina flota en el aire y las aventuras por platicar son interminables.

De repente todos sacamos nuestros celulares con fotos y los presentamos, ayer conocí a Kati la border collie más hermosa que he visto, campeona en natación como su más cercana humana. Kira, una salchicha llena de energía y travesuras; Coco, exigente con las caricias y la atención única y exclusiva para él.

Me gusta, me gusta mucho ver como la aceptación de los animales domesticos va en dirección ascendente como espiral en algunos segmentos de la sociedad y países. Los animales también saben su historia, no son tontos y buscan la manera de colocarse.

Animales que se suicidan

¿Pero qué pasa con los animales salvajes? Hoy con mucha tristeza y muy poco animo me topé con un video informativo sobre el suicidio de animales cuando están en peligro. Anna Breytenbach en su FB Animal Spirit publicó un video en el que responde la duda de una alumna sobre este tema.

En Taiji Japón, los cazadores de delfines diseñaron una estrategia aprobada por la ley en la que cercan a los delfines, les dejan un espacio muy reducido para nadar y poco a poco con la desesperación de no poder acceder a las profundidades del mar, más la angustia y el estrés se van acercando a la orilla y se entregan a la muerte para evitar ser perseguidos y acosados por los cazadores que están en las lanchas. Además durante esta situación hay reporteros grabando el suceso. Ric O´Barry, fundador the The dolphin project grabó la tristísima escena de un delfín que agotado luchando por su vida, opta por el suicidio al estar en tal peligro. El activista explica que si él se tira al agua a rescatar al delfín, en ese momento es arrestado por la policía que acecha los movimientos de los defensores que ahí se encuentran.

Los activistas sólo pueden protestar pero está prohibido intentar algo más porque el precio legal es muy alto. Sin embargo, están ahí acatando las órdenes y brindando apoyo emocional a los delfines. La polémica que desata este tipo de actos es alta y la pregunta es: ¿Qué opina la sociedad japonesa al respecto?

Reflexión

Mi intención no es entristecer sin sentido, ese no es el motivo de escribir sobre el tema. Mi más profundo deseo es invitar a reflexionar, observarnos y reconocer el significado que para nosotros tiene la presencia de animales en nuestra vida.

Aprecio ver que los animales domésticos en muchos casos son tratados como parte de la familia y el compromiso que implica; falta mucho por hacer, pero el comienzo ya está dado.

¿Qué hacer frente a culturas que consideran que los animales no tienen sentimientos, derecho a la vida como lo hacemos los humanos?

A modo de introducción del curso que estoy diseñando para tí en Noviembre, sugiero que comiences a penetrar en tu mundo interior y hacerte estas primeras preguntas.

Como dice el gran Julio Cortázar en Rayuela “…ajustarse en el instante presente y compartir las revelaciones de los seres que se mueven en la escena. Toda la elección se hace ahora, no hay elecciones ni pasadas, ni futuras, por lo menos en teoría”.

Mi momento presente es comunicarme a distancia con los animales, abrir mis sentidos desembocarla en mi intuición para un discernimiento real y profundo y así convocar a recuperar el lugar que les corresponde. Sensibilizar a los que aún piensan que los animales no tienen una vida e inteligencia emocional desarrolIada, explorar y evidenciar la relevancia de su presencia para la misma sobrevivencia de la especie humana y el mantenimiento de un ecosistema que permita la vida misma. ¿Idealismo? Posiblemente, pero acaso no todo comienza con una simple idea?