Mi perro en calma

Mi perro en calma

Calma

Muchas veces escucho y me preguntan ¿Cómo puedo mantener a mi perro en calma?, la pregunta es muy buena porque es algo que a todos nos inquieta y nos interesa aprender a controlar.

 

Por eso, es importante comprender que la calma no se aprende de afuera hacia adentro; al contrario, la calma se cultiva y es un excelente salvavidas para lograr cosas en la vida cuando la sabemos emplear, sostener y transmitir.

Así que ahí está la respuesta más directa y de raíz que te puedo dar: cuando nosotros aprendemos a estar en calma, mi perro en calma esta.

 

Esta es una de las partes que mas me fascina del comportamiento animal, a partir de sembrar en ellos el motivo claro para aprender ciertas reglas, ellos lo harán con calma.

Les hará sentido y podrán desconectar estímulos que los hacen reaccionar “de más”.

 

La calma, es un estado interior que es recurrente cuando buscamos reflexionar, meditar o simplemente estar en silencio para tomar alguna decisión.

Muchos expertos sobre el tema del mundo interior, siempre sugieren conservar la calma en distintos contextos de la vida.

 

Para nuestros perros, este estado emocional se pule y perfecciona en la relación que establece contigo cuando tú se lo muestras y tú eres quien guía e invita a tener auto control de las emociones.

 

Una emoción es algo que queremos comunicar, por eso es importante descubrir lo que tu perro busca transmitir cuando no está en calma.

 

Aquí podemos comenzar a descartar probables causas, por ejemplo: estado de salud, hay estímulos extraños, hay tormenta o hay cuetes.

 

Por eso, cuando buscas enseñar algo nuevo, una regla o posición a tu perro; lo básico es que lo hagas con un estado genuino de calma, ellos saben y saben bien cuando tu estado emocional está agitado.

 

 

Ellos activan el olfato y si detectan estrés no podrán sentirse calmados para seguir tu paso; a ellos no los engañamos, por lo que vale la pena que lo planees bien y cuando estés listo para mostrar algo a tu perro, solo ahí lo hagas.

 

Así evitas confundir a tu perro sobre lo que realmente sientes y haces.

 

Y aquí viene un reto importante: auto observarte y analizarte para lograr un estado emocional adecuado para poder darle forma y estructura a tu perro.

Ten paciencia, observa, analiza el contexto, checa a tu perro y define si es un buen momento para estimular o tener a tu perro en calma.

 

2018-07-19T20:15:14+00:00jueves 10 mayo,2018|Comportamiento, Perros|0 Comments

Leave A Comment