¿Cómo cuidar a tu perro adulto?

¿Cómo cuidar a tu perro adulto?

Introducción:

Antes quiero platicarte mi predilección en este tema. Mi interés y reflexiones acerca de la salud en humanos y animales siempre me ha apasionado, porque creo que comprender lo que pasa con el cuerpo cuando lo cuidamos bien, comiendo bien y haciendo ejercicio, nos ayuda a cambiar la perspectiva de las cosas y la vida misma.

En el caso de los animales, los perros adultos y viejos se enfrentan a un mundo que no está preparado para acompañarlos de forma eficiente en esta etapa. Para comenzar, no sólo la edad de tu perro es referente para saber en que momento está, influyen otros elementos que al igual que nosotros, tienen que ver con vitalidad, raza, genética, estilo de vida y cuidados.

¿Cuándo un perro es adulto?

De acuerdo con los especialistas, un cachorro comienza con su edad adulta dependiendo del tamaño de la raza:

  • Raza pequeña: Entre 9 meses y un año.
  • Raza mediana: Entre el año y año y medio.
  • Raza grande: A los dos años.
  • Raza gigante: Entre 2 y 3 años.

A partir de este momento es bueno estar la pendiente de su comportamiento y nuevos cambios para cubrir sus necesidades emocionales, mentales y físicas.

El perro adulto:

La tabla anterior, te muestra la edad que marca el nuevo periodo de tu perro, por eso es importante tener claro como cuidar al perro adulto.

En términos generales, cuando un perro entra en esta etapa, es importante satisfacer sus nuevas necesidades, que en la mayoría de los casos tiene que ver con:

  • Ejercicio constante.
  • Ir a otros lugares.
  • Paseos divertidos.
  • Alimentación variada y balanceada: Aquí será importante decidir que tipo de comida le darás a tu perro. Existe mucha polémica en este tema por lo que más adelante encontrarás información más detallada.
  • Tener al día su carnet de vacunación (que lo ideal es vacunar cuando son cachorros y evitar la vacunación anual para fortalecer el sistema inmunológico  y desparasitación que tampoco es necesario ni trimestral, ni semestral. Cuando tengas dudas, mejor lleva una muestra y que hagan un estudio conciso para atacar el tipo de parásito que tenga -en caso de tenerlo-.)

También, es importante que observes que el vínculo con tu perro se afianza y fortalece, por lo que debes ser cuidadoso en tu tono de voz y en la forma como te relacionas con él.

Recuerda que el perro, desde su origen es sociable y en su ADN corre la necesidad de estar en manada, por eso también debes considerar:

  • Socializarlo: Que conviva con otros perros.
  • Enseñarlo a que te acompañe a los más lugares posibles para que se acostumbre a estar con perros de distintos tamaños y edades; humanos (niños o adultos mayores).
  • Actividad física: Jugar con el, en internet hay varias opciones interesantes que puedes encontrar para realizar más actividades.

Si bien estos aspectos es importante que se los inculques desde cachorro, siempre es una buena oportunidad de reforzarlo.

Cuáles son las principales características de tu perro adulto:

Comportamiento:

  • Aunque siguen siendo súper ágiles y activos, algunos de ellos, tienden ser más estables, obedientes y dosifican su tiempo de actividad vs descanso.
  • Hay razas como el Husky que entra en su edad madura más tarde que otras razas, por eso el número de años es un referente, más no es la regla.
  • Es posible que puedas dejarlo periodos de tiempo solo más largos, también dependerá de la educación y formación que tuvo durante la crianza; elementos que marca la manera que manejan sus emociones.
  • La etapa de “destruir” o la zozobra puede ser que haya terminado.
  • Algunos muestran cambios en cuanto a la sobre protección hacia su manada.
  • La ansiedad por separación –si la manejaste bien en su edad temprana- es menor.
Cuidados de tu perro viejo:

Después, viene la etapa en que se convierten en adultos mayores, la edad de oro de los perros, que dependiendo de la raza y tamaño puede ser a partir de los 6 – 9 años.

Cuidar a un perro viejo es una etapa en la que enfrentas nuevos desafíos ya que juntos empiezan a vivir dos aspectos claros en tu perrito:

  • Salud mental física y emocional:
    • Mental: Todo ser vivo requiere estímulos que le permitan acrecentar y mantener la mente fresca; esto se logra ejercitándola por eso es importante que continúes enseñando juegos y trucos.
    • Física: El ejercicio es básico, depende de tú perro pero mucho requieren paseos de más de 40 minutos por lo menos tres veces al día. Continúa haciéndolo!.
    • Emocional: Da y regala amor, lo mismo que el te da, para ellos este equilibrio los hace sentirse plenos y con un sentido de pertenencia bien anclado.
  • Comportamiento:
  • Los cambios frecuentes pueden darse a partir de su nivel de energía, así que ponte atento, es solo sincronizar sus ganas con el esfuerzo .
  • Por ejemplo, algunos muestran un comportamiento “obsesivo”, como estar parados afuera de la puerta de la cocina, llamar tu atención con ladridos o aullidos.
  • En este contexto, no permitas que:
  • Su estado de ánimo caiga, puedes hacer otro tipo de actividades con él. Recuerda que así como los años pasan para él, también pasan para nosotros y uno de los objetivos es vivirlos juntos asumiendo sus altas y bajas.
  • Algo que ayuda muchísimo es ir a nadar con él o al bosque.
Como alimentar a tu perro adulto

 Este es un tema controversial, debido a que muchos de los perros adultos o viejos llevan una buena parte de su vida o toda su vida comiendo croquetas, así que existen temores y mitos arraigados difícil de derribar.

Aquí te presento las tres alternativas y recurrentes que existen en el mercado, para que hagas un análisis personal y tomes la mejor decisión para tu perrito. Recuerda que la mayoría de los veterinarios desde la facultad escucharon que el mejor alimento para perros son las croquetas (pienso), después los laboratorios y grandes marcas reforzaron esta idea con sus marcas propias que están segmentadas para distintos tamaños, razas e incluso padecimientos.

Te invito a reflexionar, puedes dar a tu perro dos o tres veces a la semana croquetas con al intención de acostumbrarlo a comer de todo, aquí lo importante es que no sea su principal alimento:

  • Comida B.A.R.F. (acrónimo de Biologically Appropriate Raw Food).
  • Comida cocida (alimentos preparados con fuego).
  • Producto industrializado: Croquetas, bolitas o pienso.

Como en todo, cada una tiene ventajas y desventajas, veamos que encontramos en cada opción y después puedes decidir que tipo de alimento ofrecer a tu perro (o gato).

Si profundizamos encontraremos más elementos de discusión, aquí traté de sintetizar las más representativas.

Comida B.A.R.F:

  • Es la manera que más acerca al origen de cualquier animal.
  • No existe animal que cocine.
  • Mientras más crudo es mejor, el alimento está “vivo” más íntegro.
  • Puede provocar parásitos.
  • No le gusta a todos los perros (sobre todo los que no están acostumbrados desde cachorros).
  • Pacientes con gastritis, o problemas intestinales puede provocarles problemas digestivos.

Comida Cocida:

  • Matas parásitos por el calor.
  • Brindas más calorías.
  • Rompes enlaces que hacen más digerible la carne.
  • Le gusta a la mayoría de los perros.
  • Las vísceras las puedes cocinar de mil maneras para evitar hartazgo de parte del perro.
  • Es versátil.
  • Su elaboración es menos práctica.

Comida industrializada:

  • Es práctico.
  • Variedad de precios y marcas.
  • Accesible: fácil de encontrar.
  • Pobre nutricionalmente.
  • No comparte el origen básico a nivel químico y biológico del perro, ni por el contenido ni por la manera en que se da el proceso de masticación.
  • Es aburrido.
  • Es un alimento seco.
  • Está elaborado a base de calor lo que disminuye el valor nutrimental que dice.
  • La industria lo presenta como al mejor opción inclusive entre veterinarios, provocando la cadena de la autoridad máxima para los responsables de veterinarios.
  • Incluso hay veterinarios que además de recomendarlo, prohíben de manera tácita el consumo de alimento natural a los perros.

En este contexto, vale la pena que tomes la mejor decisión.

En mi caso, a partir de la experiencia que he vivido con mis perros y con otros peluditos; me inclino por la comida natural 100%, alterno lo crudo con lo cocido dependiendo de sus necesidades y gustos. Me organizo y les ofrezco un menú variado y con una buena cantidad de nutrientes.

Cuando el tiempo no me da, les doy croquetas; no como su alimento principal.

Te sugiero que tomes estos aspectos en consideración:

  • Lee las etiquetas del alimento para perro: checa bien los componentes que tiene y de ahí toma la mejor decisión.
  • La economía: se piensa que dar comida natural (cruda o cocida) es más cara, lo que es un argumento equivocado. Prueba durante un tiempo y lo podrás comprobar por ti mismo.
  • El tiempo: Si, te implicará más tiempo la preparación de la comida que solo ir al súper o encargar a un establecimiento que te surtan a domicilio, pero te digo, es cosa de organizarte y planear, eso es todo. Los beneficios lo valen.
  • Si decides mudarlo a comida natural es posible que le de diarrea, hay dos tipos: alimentaria (en al mayoría de los casos no es peligrosa) y la provocada por parásitos o bacterias; esta es de atención clínica inmediata.

¿Cómo las detectarás?

Por el estado de ánimo de tu perro, la consistencia y frecuencia de las evacuaciones.

Acude con tu veterinario, solo pon atención de sus sugerencias para que no te ponga en ultimatum cambiar a tu perro nuevamente a croquetas. Ojo con eso.

Puedes investigar y junta con la opinión del experto, tomar la mejor decisión.

¿Te parece interesante esta información?

Deja tu comentario y comparte.

2018-08-28T15:43:12+00:00martes 3 julio,2018|Cuidados, Perros|0 Comments

Leave A Comment